Las pascuas de nuestra infancia y las del futuro | Foro Universitario


Las pascuas de nuestra infancia y las del futuro

- Publicidad -

Quien lo inventó y por qué, a caso es uno de esos trucos publicitarios, donde lo único que pretenden es que consumamos para acrecentar bebe-pascuas.jpgsus ganancias.
No lo sé la verdad, pero espero que no, porque soy sumamente pobre y no me gustaría que alguien más se hiciera rico a mis costillas.
Por falta de niños en mi casa dejamos de festejar esta fecha. Mis hermanas que crecieron se dan cuenta que ya no son más esas tiernas gemelitas, ni aquella niña bonita de ojos claros.
Pues después de tanto batallar por fin un niño en la familia y aunque no es mayor a seis meses vaya que disfrutó su día, además es de esos niños barberos que hacen gesto de “wooow” aunque sean unos tristes calcetines, a veces pensamos que realmente se da cuenta de las cosas por las reacciones.
bebe-feliz.jpgPues parecía Navidad, ya que le compramos varios regalos, su madre o sea mi hermana, le compró un carrito tipo caréenla, el nene estaba que no se la acababa hasta creía que iba manejando, mi padre una gorra de “Soldador” como las que él usa, y no se la puedes quitar porque rompe en llanto, así le arponamos cada quien la canastita que le iba a dar, yo le compré un pollito que baila, un balón y un martillito con tablitas. El balón le gustó porque lo puede tomar con sus manos, pero el pollito aún es mejor ya que baila con él, y lo crean o no, el niño comenzó a besarme, claro en cuanto se le acabó el entusiasmo volvió a llorar como siempre.
Pues la tarde llegó y ya podíamos comenzar a esconder los huevitos de pascua, desafortunadamente mi familia paterna, la pasó en otro lado con los demás primos, y los amiguitos de mi sobrinito no pudieron asistir, pero de igual manera él estaba feliz recogiendo los huevitos con ayuda de su mama.
Lo malo llegó cuando fue hora de esconder los huevitos de los grandes, mi esposo los escondió, cuando era hora de encontrarlos andábamos desesperados para ver quien encontraba más, pero cuando llegó la hora de quebrárnoslos fue impresionante como mis hermanitas gemelas que desafortunadamente ya crecieron, comenzaron a tirarnos con los huevitos, la tradición había terminado y lo que era una quebradita normal se convirtió en una masacre, dos contra el resto y ya estábamos heridos.
huevos-pascua.jpgAfortunadamente y para bien de mi familia no eran tantos huevitos. Aún no tengo hijos pero el día que los tenga pretendo seguir con todas estas tradiciones, la mayoría piensa que los niños no tienen recuerdos y que éstas cosas no les dan importancia, pero por experiencia propia puedo decirles que eso es mentira, inexplicablemente recuerdo sucesos de mi infancia, tal vez no recuerde si me festejaron Pascua a los seis meses, pero sin duda sé que lo disfruté y todos esos bellos momentos que mis padres y familia me hicieron pasar, son los que me han formado y los que han definido mi carácter y sensibilidad.
Así que adelante denle a sus hijos y familia, anécdotas y grandes momentos para recordar el resto de nuestras vidas.

- Publicidad -

Posts Relacionados

Responder entrada