Hablando por hablar, la razón del critico ignorante | Foro Universitario


Hablando por hablar, la razón del critico ignorante

- Publicidad -

La mayoría de las veces tan sólo hablamos y hablamos sin pensar en lo que podamos decir, o si nuestras palabras hieren a alguien más, es tan fácil criticar, suele cena-para-dos.jpgpasar que ni siquiera sabemos la verdad o realidad de las cosas, pero de igual manera criticamos como si fuéramos dueños de todo conocimiento, tal vez pensemos que los únicos que tenemos la razón somos nosotros mismos.
Esto tan sólo se va convirtiendo en una cadena, yo hablo del vecino, el vecino habla de su familia, la familia de sus vecinos y así nos podemos ir, lo mejor viene cuando ambos hablamos, y se vuelve  una guerra, siempre es por cosas tan sencillas, como “te vi con la misma ropa, tu casa está bonita pero le hace falta esto y aquello”, o aún mejor, “tu barda aunque la hayas puesto tú es mía porque está dentro de mi terreno”.
Y la realidad fue: “si construí una barda dentro del terreno de mi vecino fue para tener un poco más de espacio, pero de igual manera le pregunté y me dijo que no había ningún problema dado que le servia a él también, y ahora resulta que es su barda.

conversando.jpgJamás dejamos de hablar, se nos hace tarde para ir corriendo con el amigo para contarle el evento del año donde: “fíjate Nylza que la Cangreja  se quemó con la raza y no precisamente con lumbre, y la hija de la comadre salió embarazada, es de un casado y para acabarla de amolar es feo, gordo y sin chiste, pero vieras cuanto dinero tiene, se ve que la quiere mucho, su hermana dejó al marido por irse con una chica, y su hermano anda con mi cuñado el cual dejó a mi hermana, mi hermana se quedó con un niño, el niño yo creo que va ser asesino, vieras como se emociona cuando en las películas en donde asesinan gente”.
Todo un chisme y la verdad de toda esa platica es que mi hermana si tiene un hijo, y esperemos que no sea asesino.
conversadores.jpgCuando hablamos nunca nos preocupamos por lo que vamos a decir, todavía hasta inventamos un poco, como dicen para darle un poquito de sazón al chisme. Y el que escucha nunca se pregunta si es verdad, él hace exactamente lo mismo cuando lo vuelve a contar y esta vez le agrega de su cosecha y así se va sin saber en que momento va a terminar, ni como va a acabar.

Si pensáramos solamente un momento antes de criticar, siempre hay varias maneras de ver una situación, o muchas veces lo que nosotros apreciamos no es lo que es la realidad, y por si eso no fuera poco, también criticamos a los demás sin darnos cuenta que lo que criticamos es lo que tenemos en nuestras casas y en nuestra vida.
Es tan fácil hablar de los demás, que no nos tomamos el tiempo para ver qué es lo que está pasando en nuestra vida, o justamente porque nuestra casa está patas arriba, es que preferimos ver que está pasando en la casa del vecino para comenzar a juzgarlo sin ponernos ni siquiera un día en sus zapatos.

- Publicidad -

Posts Relacionados

Responder entrada