Estudiante de la UABC, agredido en estacionamiento por ir a realizar un trámite gubernamental | Foro Universitario


Estudiante de la UABC, agredido en estacionamiento por ir a realizar un trámite gubernamental

- Publicidad -

Mexicali. Este definitivamente no ha sido mi mejor verano. Mi carro se me queda tirado un promedio de 3 veces por mes y el infernal clima me hace recordar cada día mi objetivo de salir en cuanto pueda de la ciudad hacia algún lugar digamos, un poco más “saludable”.

problema-de-estacionamiento.jpg

Afortunadamente he encontrado un par de actividades para despejar un poco mi mente. Un poco de esto, un poco de aquello, pero principalmente arreglar algunos problemas y deudas que ya tenía.
Uno de esos días se me ocurrió ir al Órgano de Fiscalización, que está ubicado a un costado de una popular empresa de televisión por cable y detrás de otro popular centro de entretenimiento de cierto ex alcalde de Tijuana. Solamente para hacer un papeleo más dentro de mi apretada cartera de pendientes.
Estuve yendo por espacio de un mes para hacer mi trámite. Llegaba a la hora que era necesario y llevaba la documentación que se me requería. Todo marchaba estupendamente. Sin embargo, uno de esos días, al querer salir del estacionamiento del centro comercial donde se ubica éste departamento o dependencia de gobierno, un joven de aproximadamente unos 19 años sale de una caseta y me bloquea la salida con unos pequeños postes incrustados en unos rines amarillos que tenia a los costados de la caseta.
El joven se acerca a mi auto. Con una sonrisa apretada, sacando el pecho y una mirada hacia abajo, se acerca a mi ventana y me dice: “son 10 pesos”.
Lógicamente, eso me extrañó bastante y lo primero que hice fue preguntar el concepto de tal cobro ya que jamás se me había hecho antes.
“Son diez pesos del estacionamiento” me dice.aparcamiento-problematico-plaza-california.jpg
“Si pero yo vine a la oficina de gobierno, no tengo por que pagarte por entrar al estacionamiento de una oficina de gobierno” argumenté.
Me contestó que no le importaba, que solamente tenía que pagar si no, no me dejaría salir. Yo le sugerí que pensara si le gustaría que un día lo asaltaran y al querer ir al ministerio público le cobraran por entrar a poner la denuncia. Lógicamente se disgustaría mucho, y más sabiendo que un fulanito de tal se está embolsando dinero por cada persona que requiere hacer un trámite en esa dependencia.
Sostuve mi argumento y me negué a pagar. Aún más por que semanas antes al querer ingresar al estacionamiento otro boletero me preguntó a donde iba y al decirle que al Órgano de Fiscalización, me dejo entrar y salir sin problema alguno. Incluso en reiteradas ocasiones.
El joven empezó a levantar la voz diciéndome que “ahí” decía que tenía que pagar sin importar a donde fuera, señalándome el RFC de una persona física impresa en el boleto.
Por supuesto, no pude evitar reírme e invitarlo a leer la Constitución para saber qué es y qué no es legal, lo cual hizo que se enojara aun más orillándolo -creo yo- a usar un lenguaje soez para exigirme el pago de la dichosa cuota.
“Ya estuvo #@$#, págame el %@%# boleto que ya me estoy @^%$#, y para que lo sepas soy de Sinaloa” me empezó a decir. Inmediatamente le recordé que no tenía por que exigir algo de esa manera ya que estábamos hablando como adultos y que no sabía que pretendía con ese lenguaje y amenazas, ¿acaso agarrarme a golpes?
trabajador-violento-en-aparcamiento.jpgEn fin, fue un circulo vicioso de dimes y diretes que al final tuvo un final feliz, creo yo. Llego alguien de ahí, creo que algún compañero suyo o supervisor, y le ordenó que me dejara pasar. Me abrió el paso y me despedí dándole las gracias por hacer lo correcto.
Quizás haya personas que lean esto y me recriminen que estoy defendiendo un argumento erróneo, pero me gustaría que se pusieran a pensar si es correcto que este tipo de personas -no digo el joven que seguro solo cumple con una jornada a cambio de un sueldo, sino de las personas detrás- cobren por un “servicio” claramente necesario al momento de requerir un trámite burocrático, que nuestro gobierno nos presta, y que no es posible que estas personas se lleven una tajada de cada persona que se deja. Por qué no hacen algún tipo de sello o algo para evitar el cobro injusto, o utilizar ese dinero para abrir un estacionamiento público. No, el dinero se lo embolsa algún hijo de vecino con empleados que necesitan amenazar para poder cobrar.
En fin, estamos en México, que mas da. Uno más, uno menos.

- Publicidad -

Posts Relacionados

Autor: Redacción El equipo de redacción y prensa está a cargo de los Becarios. Usuarios de nuestro equipo de redactores y aprendices que con esfuerzo y viveza aprenden el oficio de la redacción en un periódico digital... Los Becarios son los Indiana Jones de Foro Universitario...

1 Comentario

  1. […] Un poco de esto, un poco de aquello, pero principalmente arreglar algunos problemas y deudas que ya tenía. Uno de esos días se me ocurrió ir… Accede a la Fuente Original […]

Responder entrada