Las formas curiosas con las que protegemos nuestra información | Foro Universitario


Las formas curiosas con las que protegemos nuestra información

- Publicidad -

Hoy en día, nuestra información más preciada no se encuentra protegida por cajas fuertes, carpetas o libros con algún tipo de llaves, se encuentra en pequeños pedazos de papel o de memoria.

Leía hace unas horas un artículo muy interesante acerca de las contraseñas que utilizamos en nuestros pequeños cacharros telefónicos, ordenador-seguridad-y-prote.jpgnuestras computadoras (ordenadores) e incluso nuestras tarjetas bancarias, para “protegerlos” de todos aquellos seres indeseables -tanto físicos como informáticos-. Era muy interesante la forma en que el estudio planteaba los diferentes escenarios en los que se presentaba el tener que utilizar un servicio que protegiera cierta información (cuentas de correo, inicios de sesión en la computadora (ordenador), números de identificación personal NIP, etc.) y los tipos de contraseña que utilizaban.
Del estudio realizado, se descubrió que un porcentaje muy grande de personas le da muy poca importancia a tener una contraseña realmente fuerte que no permita a cualquier persona descubrirla. La mayoría optaba por una contraseña muy fácil de recordar pero que a la vez era bastante fácil de descubrir.
Las contraseñas más comunes eran cosas como “password123”, “123456”, “pass123”, “-el nombre de la persona-”…, realmente perturbador pero lo más increíble era que al ver algunos de la lista, que incluía contraseñas como “myspace”, “fuckyou”, “por n69”… ¿Qué demonios pasaba por la cabeza de estas personas?asiatico-sosteniendo-portafolio-con-miedo.jpg
No es ningún secreto que miles de cuentas alrededor del mundo son crackeadas todos los días. Sin embargo, no hay por que facilitarles el trabajo.
Hay muchas formas de asegurar la integridad de nuestra información, ya sea utilizando contraseñas creadas mediante un patrón muy nuestro o simplemente inventando códigos aleatoriamente. Un programa actual para romper contraseñas podría tardar años si utilizamos contraseñas de caracteres aleatorios.
No se si les ha pasado a muchos pero muy frecuentemente, me he encontrado en la penosa situación de estar sentado a un lado de algún compañero de la escuela mientras ingresa a una cuenta de correo y por digamos, algo de educación me distraigo un poco mientras lo hace para no incomodar. Me imagino que muchos lo han de hacer, ya que no me quiero imaginar a alguien con los ojos saltones y la lengua de fuera diciéndome sobre mi hombro letra por letra mi contraseña. Digo un poco de cortesía nunca sobra.
Recuerdo que hace tiempo, cuando trabajaba en un banco, llegaban personas a querer retirar dos-seguritas-custodiando-archivos.jpgdinero de su tarjeta y como a veces no sabían, pedían ayuda a otras personas. Claro está, les “prestaban” su contraseña para que les ayudaran y al par de segundos ya había un grupito de personas frente a la pantalla del cajero automático y supongo que todas escuchaban la misma contraseña una y otra vez.
Eso sí, mientras algunos jugueteaban con su teléfono o miraban el acabado de las paredes para evitar verse tan obvios.
Es gracioso, pero invito a todos a experimentarlo. Ingresen una contraseña en una pantalla y observen como reacciona quien esta junto a ustedes. Resultará interesante.
Muchas veces si hay que ayudar pero con las claves o contraseñas es algo especial. A mi parecer es un asunto tan privado y que es interesante respetar como si llegases a la casa de un amigo y te topas con un familiar en paños menores.
Mínimo volteas la cabeza y dices: “hey, mira Ricky Martin paso en motocicleta!… chin, me equivoque, era un pastor alemán con problemas de flatulencias”.

- Publicidad -

Posts Relacionados

Autor: Redacción El equipo de redacción y prensa está a cargo de los Becarios. Usuarios de nuestro equipo de redactores y aprendices que con esfuerzo y viveza aprenden el oficio de la redacción en un periódico digital... Los Becarios son los Indiana Jones de Foro Universitario...

Responder entrada