La ciudad se está quedando calva. Paseando por la ciudad | Foro Universitario


La ciudad se está quedando calva. Paseando por la ciudad

- Publicidad -

Desde hace ya algún tiempo, tomo una noche a la semana que suelo utilizar para recorrer las principales arterias de la ciudad, y así relajarme y escuchar un poco de la música que guardo en mi iPod. No se, aire fresco, música y el volante me parecen buena combinación cuando el estrés me agobia.
Una de esas noches -para ser más precisos, la misma en que escribo ésto-, me encontraba escuchando algunas canciones de Pink Floyd que recién agregué a mi lista de reproducción,    gracias a la recomendación de un amigo y a que aún me quedaba espacio en el disco duro de mi cacharro.
Compré pues, un té helado -de esos que todos compran- y me lo fui tomando mientras manejaba por entre las calles de esta ciudad iluminada. Una calle, un callejón, una calle, un callejón… ¡ohh un puente nuevo!, otra calle, otro callejón… ¡mira, village people! mmmm no recuerdo que fueran mexicanos… en fin, no mucho que mirar.
Llego a un alto, y observo casi pasmado como un sujeto en un auto tan ruidoso como la aspiradora de la casa y tan “tumbado” que casi toca el suelo se pasa el alto quemando llanta para calles más adelante ser detenido por una patrulla que tenia al otro costado. A su vez, dirijo la mirada hacia uno de los camellones, más que nada porque me llama mucho la atención una leyenda que lleva un letrero colocado a la mitad del mismo: “espacio adoptado por la empresa fulana de tal”.paseando-por-la-ciudad-de-mexicali.jpg
El espacio era muy verde, tanto que juraría que si le tomaba una fotografía y le quitara el fondo cualquiera hubiera creído que era de San Diego. Por desgracia, esa natural visión llena de vegetación y vida terminaba metros después para dar paso a un montón de tierra fea llena de piedras y pedazos de lo que alguna vez fueron botellas de plástico. Eso sin mencionar los pedazos de banqueta destrozada por choques que quizá fueron hace algunos años.
Más que los arbolitos de ese camellón, el letrero que tenía me dejó muy pensativo. Quizá fui una de la víctimas del “Live Earth” o estoy leyendo mucho sobre ecología últimamente pero…, ¿en realidad necesitamos que una empresa vaya y nos plante tres arbolitos en un camellón para que la ciudad se vea más verde?
No lo sé, mi abuela tiene como veinte mil plantas en su patio y todas las riega diario y eso no le toma más de 40 minutos. Tiene gatos, perros y creo que hasta un canario, según me enteré últimamente. Pero aún así mi abuela es mi abuela. Camina con dificultad eso sí, pero me dice que regar las plantas todos los días la hace sentirse viva. ¿Por que será?
El otro día, intentamos tener un arbolito frente a la casa. Lo plantamos, lo regamos y el calor se encargó de matarlo -bueno, eso dijo mi hermano-. Ya no nos quedaron ganas de plantar otro la verdad.
¿Es que acaso estamos destinados a vivir en una ciudad que huele a licuado de excremento de perro calcinado? No lo creo.
Si, “hace mucho calor”, “a casi nadie le importa”, pero que demonios.
Deberíamos estar cuando menos un poco preocupados cuando entramos a través de Internet a Google Maps y le damos un zoom a Mexicali y lo primero que vemos es una nubezota grisácea que cubre por completo la urbe y más allá. No es invento mío, inténtenlo y verán.
“Es que es una olla”, “es normal, en todas las ciudades pasa”, escucho esos comentarios a diario.
No cuesta tanto comprar un pequeño árbol cualquiera y plantarlo en el cuadrito que nuestras casitas tipo infonavit poseen al frente y que muchos utilizan como “hoyo” para el bote de basura o la llanta del carro.
Es como cuando vas al residencial fulanito de tal y te ponen las fotos con la casa “cuadradona” pero con su manzano y su pastito bien recortado, pero que cuando te muestran el residencial ves el suelo amarillento y tendederos llenos de trusas mirando a la calle como diciendo “mira, que me importa muy poco”. Todo eso se basa en la conciencia de las personas, no en partidos políticos o grupos de poder.
¿Han notado que en esta ciudad los morenos no son precisamente morenos sino ligeramente verdes? No digo que sea por problemas de higiene, tampoco que sean extraterrestres infiltrados, sino que simplemente la piel ha de tomar esa tonalidad peculiar -creo yo- que te hace reconocer a un cachanilla a kilómetros de distancia. Eso para mi también es bastante preocupante. Pero, ¿a quién le importa?
No sé, quizá algún día mutemos en algún bicho raro, inmune al calor, como las cucarachas, o podríamos empezar a hacer algo. ¿O tú, qué crees?

- Publicidad -

Posts Relacionados

Autor: Redacción El equipo de redacción y prensa está a cargo de los Becarios. Usuarios de nuestro equipo de redactores y aprendices que con esfuerzo y viveza aprenden el oficio de la redacción en un periódico digital... Los Becarios son los Indiana Jones de Foro Universitario...

1 Comentario

  1. Bguzmant says:

    Jaja, interezante y realista post. Y es buena la propuesta, el problema es que se debe tener mucho cuidado al plantar arboles en los nuevos fraccionamientos con un patio de 2 metros cuadrados, pues muchos desarrollan raices agresivas que dañan los cimientos de las casas y las tuberias o el drenaje. Si se puede, solo que hay que saber elegir.
    Y sobre tu arbol, no se en que momento del año lo plantaste, pero no es buena idea hacerlo en verano en mexicali, esperate a finales de septiembre o inicios de octubre, asi tendra oportunidad de adaptarse antes de la llegada del siguiente verano. Saludos y suerte!

Responder entrada